Aquí está la prueba de los contactos que tiene este gran amigo mío.
Cuando me dijo que iba a conocer a sus Satánicas Majestades en su última visita a Barcelona. Yo creí que me estaba vacilando. Pero no, era todo cierto…
Cómo mola!!!
NOTA.- Keith Richards sostiene, en su mano izquierda, la púa que le entregó mientras departía con él y se tomaban unas “birras”. Se cree que fué con la que empezó tocando en el concierto.
Anuncios