Uppleva, el mueble-tele-equipo de sonido de IKEA

Estándar

Hace unos años el rumor que circulaba por el sector de la tecnología en España era que los fabricantes de televisores tenían dificultades para vender pantallas de más de 32 pulgadas. En muchos hogares los muebles se habían fabricado a medida para las teles de tubo, que rara vez superaban esa dimensión, y estaban rodeados por estanterías y vitrinas. La única solución era cambiar la decoración de la casa.

3307_540x405.jpg

No sé cuanto había de verdad en ello. Es cierto que en España tardamos más que el resto de Europa en comenzar a interesarnos por las pantallas de mayores dimensiones pero sospecho que el precio tuvo algo que ver. España siempre ha sido más sensible al precio de los productos de electrónica de consumo y durante años saltar de las 32 a las 42 pulgadas suponía una inversión considerable.

Pero hay algo de genialidad en la idea de la mesa de la tele y la propia pantalla como un único elemento. Ikea presentó ayer Uppleva, que es precisamente eso, un nuevo mueble para casa que incluye una pantalla plana. Como incluye la pantalla todos los cables quedan integrados, incluso los del sistema de sonido. Hay un subwoofer pero es inalámbrico, sólo hay que conectarlo a un enchufe cercano y puede colocarse en cualquier rincón. El mueble incluye también un reproductor DVD y Blu-Ray. Hay un sólo mando a distancia. Todo lo que hace falta en un salón del siglo XXI envasado en Flat Pack y tan sencillo de montar y usar como una estantería Billy.

Como idea lo cierto es que no es nueva. El fabricante alemán Loewe, por ejemplo, tiene una línea de muebles adaptados a sus propios televisores, precisamente con el mismo fin, que todo quede integrado y no queden cables por cada rincón del salón. No es una tarea fácil. A poco que se añadan elementos a la pantalla los cables empiezan a multiplicarse. El router, el sintonizador de la tele por satélite o cable, la consola de videojuegos… al final el mueble de la tele siempre acaba pareciendo un plato de espaguetis.

Ikea no fabrica televisores, por supuesto. La parte electrónica corresponde en este caso al fabricante chino TLC, que suele ser el fabricante también de muchas de las marcas blancas que vemos a menudo en grandes superficies. Ikea se compromete, eso sí, a dar cinco años de garantía. España será uno de los primeros países en los que estará disponible y los precios parece que rondarán los 730 euros para los modelos de entrada aunque se podrán hacer diferentes combinaciones de colores y tamaños de pantalla.

Si la televisión se ha convertido en una “commodity”, un accesorio tan sencillo de fabricar y mantener como un mueble, Ikea puede estar sobre una idea interesante. A Uppleva en principio, no le falta nada. Es una televisión LED Full HD, tiene soporte para fotos y vídeos desde fuentes externas, Wi-Fi e incluso algunas funciones avanzadas como conexión a Internet (los detalles son todavía muy escasos). La mayoría de las grandes marcas de electrónica de consumo ha tenido que huir hacia la idea de la televisión inteligente precisamente por esa razón, el diseño y la “tele como plataforma de apps” son las únicas vías para diferenciarse ahora que prácticamente todas las pantallas dan una calidad de imagen que en el peor de los casos es suficiente.

El video lo explica la mar de bien:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s