Consejo de Jimmy Page: graba sonidos grandes en amplificadores pequeños

Estándar

El Supro Thunderbolt es un amplificador modesto y sencillo pero que ha tenido un rol muy importante para construir la leyenda de Led Zeppelin. Es generalmente considerado como el amplificador preferido por Jimmy Page que comenzó utilizando de gran forma en la grabación del álbum debut de la banda. Clásicos como “Communication Breakdown”, “Dazed and Confused”, “You Shook Me”, “How Many More Times” pueden ser el resultado de las técnicas de Page con su guitarra, talento, el trabajo de sus compañeros y la adición de un elemento creado por la pequeña fábrica Valco Company en Chicago.

Y los años han pasado y Page ni ha negado o confirmado el uso del Supro Thunderbolt con Led Zeppelin. De hecho, todo se puede resumir con que sabemos que Page es dueño al menos de 50 amplificadores Valco fabricados en los sesenta y setenta. Pero la línea de amplificadores que ha fabricado Valco incluye las marcas Airline, National, Gretsch, Silvertone y Harmony.

Sin importar que amplificador Valco haya utilizado Page, lo que es cierto es que él utilizó los pequeños, los de bajo voltaje que producían sonidos muy guturales. Los Valco de esa época son increíblemente ricos armónicamente, pero el gran secreto de Page es que él puso micrófonos a esos pequeños amplificadores en su álbum debut.

Durante su época pre Yarbirds y Led Zeppelin, Page fue un músico de sesión con muchas horas de estudio de experiencia. Así fue testigo de primera mano de cómo productores e ingenieros tenían algunos ‘trucos’ particulares y simples durante la grabación de artistas como The Who, The Kinks, Marianne Faithfull, Van Morrison y muchos otros que se beneficiaron de su colaboración como guitarrista. Y precisamente desde su posición como guitarrista lo que más le interesaba era las técnicas de cómo es la relación entre el micrófono y el amplificador. Lograr el tono perfecto al momento de grabar en cinta, era un autentico reto para los guitarristas en esa época, pues se limitaban los tiempos y espacios al momento de grabar.

Al momento en el que Led Zeppelin entró a los estudios Olympic de Londres, Page había creado una verdadera estrategia para tener micrófonos que capturaran el sonido directo y de ambiente de sus amplificadores pequeños, así como el set de batería de John Bohnham.

Además de su experiencia en los estudios, también había un gran apoyo en el pasado. El blues clásico y las primeras grabaciones de rock de sellos discográficos legendarios como Chess y Sun Records, suelen tener tonos particulares que se lograron con una delicada y cuidadosa forma de utilizar los micrófonos, su posición frente al amplificador o el sencillo uso de tan solo un micrófono. La posición, distancia y el ambiente son claves y Page siempre fue un curioso de cómo se lograron esos sonidos y para Page oír un disco iba más allá de simplemente escuchar sus canciones. Page es un amante de los detalles.

Así que en los estudios Olympic, Page puso un micrófono a una pulgada o dos de distancia al frente de ese amplificador que utilizaba con su guitarra y otro entre 30 centímetros a seis metros de distancia del amplificador, siempre jugando con la distancia que requeriría ese segundo micrófono.

Desde finales de la década de los sesenta, el micrófono de ambiente ha sido más común, gracias en parte a ese sonido particular que Page logró capturar en sus primeras grabaciones con Led Zeppelin.
Durante la mezcla, la señal del ambiente regularmente tiene preferencia sobre el corte logrado con el micrófono que está cerca al amplificador y los ingenieros que utilizan varios micrófonos de ambientes buscan ese tono exacto que pueda acercarse al que todos buscan al momento de grabar.

Cuando se comienza a experimentar con estas técnicas, es mejor empezar ensayar con varios micrófonos. Los preferidos, como el SM-57 pueden tener resultados fabulosos. Todo se basa en la distancia, el tamaño del cuarto de grabación y las múltiples variaciones, con el tiempo y la práctica se logrará ese sonido que todos buscamos. Quizás parezca trabajo extra, pero bien vale la pena intentarlo.

Cuando mueves un micrófono y lo alejas de cualquier instrumento, necesitas aumentar el ‘gain’ en el pre amplificador para lograr el volumen suficiente. La sensibilidad de los condensadores y su impacto con los micrófonos indican que necesitan menos ‘gain’ para capturar el sonido perfecto en el ambiente.
Esa paciencia, tiempo, iniciativa y curiosidad la tuvo Jimmy Page, así que ¿por qué no experimentar?

Ted Drozdowski

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s