Eric Clapton – Just One Night

Estándar

Reproduzco íntegro el artículo de Sifredi del 08/02/2009 en el foro de Guitarristas… Una gozada de artículo…

MUDD191

Grabado en vivo en dos fechas dentro de la gira del 79 (concretamente en Diciembre) correspondiente a su álbum “Backless” en el impresionante teatro Budokan de Tokio, se me antoja como uno de los mejores ejemplos del buen hacer de Clapton para bien del mundo de la guitarra blues y, personalmente, lo colocaría en un lugar muy destacado en la historia de la música.

Lo primero que me gustaría destacar es la efectividad del combo de cuatro músicos (musicazos, de hecho) – además de Eric; alejado de la espectacularidad de las bandas más numerosas y dejando notar el altísimo nivel de los cinco “monstruos”que giraron por aquel entonces. El disco entero suena a feeling, a Blues, a sincero, a crudo, a caliente, a profesional, pero sobretodo suena a Eric Clapton.

La banda la formaron Henry Spinetti a la batería, Dave Markee al bajo, Chris Stainton (seguro un viejo conocido de los fans de Clapton) a las teclas y como guitarrista (y teclista ocasional) al grandísimo Albert Lee.

El álbum doble está producido a medias por Slowhand y Jon Astley ( The Who y George Harrison han sido algunos de sus clientes más destacables) y hace una justícia tremenda en cuanto a sonido a la banda que hace sonar los temas. Las guitarras que oímos en el disco son la Telecaster de Lee (ahora endorser de MusicMan con su propia signature – guitarra fea donde las haya) y la entrañable “Blackie” de Clapton (una Strato negra del 57).

Los amplis son los Music Man que llevó Eric durante la segunda mitad de los 70 y principios de los 80. La mezcla, como ya he comentado, me parece muy respetuosa y equilibrada. En la mayoría de temas tenemos la guitarra y voz de “Manolenta” en el medio, Lee a la izquierda, Stantion a la derecha y bajo y batería en el centro (aunque la batería está colocada de manera inversa, como si quien escucha está sentado en ella), lo que hace que todo el material sonoro sea muy fácil de reconocer ( y admirar).

DISCO 1

Tulsa Time

Perteneciente al disco “Backless” y firmado por Danny Flowers. Buen tema para empezar el disco. La intro de Stainton da el tempo y la banda empieza a caminar en una especie de Boggie con tintes Country hasta que Clapton empieza a cantar la pegadiza melodía (más tarde copiada por Garth Brooks) y podemos oir los coros de Albert Lee (muy Countriestambien) casando a la perfección. La batería y el bajo se mantienen en el ritmo casi sin salirse del guión (casi todo el disco). Stainton, aunque solvente, tampoco se luce demasiado al piano. La guitarra de Lee suena con un punto de saturación que unido a la técnica (buenísima) de dedos del inglés le da un apego al tema que permite a Clapton lucirse (no podía ser de otra manera) con total libertad. No he conseguido averiguar qué guitarra hace sonar aquí “Manolenta”, pero desde luego no es “Blackie”; afinada en Open G y tocada con Slide le da un sonido muy crudo al tema. El solo no parece tal, aunque recordemos que aquí solo está calentando ( los primeros temas en directo de aquella época los empezaba con Slide y muy relajado). Agradable.

Early In The Morning

Blues lento tradicional arreglado por la banda. Empieza con un precioso solo de Slide de 12 compases. Chris Stainton se pone a los mandos de un Hammond y eso le da un color increíble al conjunto. Lee va siguiendo al bajo durante cada vuelta de 12 y dejando a Clapton todo el trabajo más vistoso.

El tempo de todo el Blues está tirado para atrás (como los buenos temas de Blues) y es Spinetti quien lleva a toda la banda de un lado para otro. Los otros dos solos del tema son una delicia con Clapton al cuello de botella. Ritardando en el Turnaround y final. Muy completo. Hay un acople en el micro de Clapton al principio del tema, aunque no molesta demasiado.

Lay Down Sally

Del disco “Slowhand” firmado por Clapton, Marcy Levy (vocalista de la época) y George Terry (guitarrista y bandleaderde Clapton en los primeros 70´s). Albert Lee da el tempo con el riff de guitarra y se van sumando los demás. Nadie se mueve un ápice de su parte durante la mayoría del tema (Stainton se escapa en algun estribillo y Lee nos enseña como se puede acompañar de una manera efectiva, profesional y con un gusto exquisito).

Clapton canta el tema casi igual que en el disco de origen, aunque con una voz un poco más madura. El solo presenta un par de novedades respecto a lo que Clapton solía venir haciendo (una buena muestra que hasta los maestros no dejan de aprender nunca). Lo más destacable, diría yo, sería la inclusión en su tremendo arsenal de licks guitarrísticos de novenas y sextas adscritas a la mixo de la tonalidad mientras toca la Penta mayor (si bien es cierto que las ya había usado anteriormente, a mi me da la impresión que es en esta época donde las acoge con mayor asiduidad). Buen tema.

Wonderful Tonight

Clásico entre los clásicos. Firmado por Clapton (en honor a su esposa de entonces, la esquiva Patty Boyd) y sacado tambien del álbum “Slowhand”. Me gusta mucho que se oiga a Clapton de lejos dando la entrada a sus músicos. La archiconocida melodía y Clapton a la voz. Siempre me ha gustado mucho la guitarra que Clapton mete para acompañarse en este tema. Lee va arpegiando los acordes sin arriesgar demasiado (algun Dsus4 se oye por la izquierda durante la estrofa) y Chris Stainton nos muestra lo chulo que suena un Hammond cuando tienes gracia. El puente a dos voces (Eric y Albert Lee) nos da el subidón necesario para entrar en el solo. Esa pentatónica con el feeling del maestro pone los pelos de punta…luego, como si nada, sigue cantando la última estrofa. Memorable.

If I Don´t Be There By Morning

Escrito por Bob Dylan y Helena Springs para el disco “Backless”. Pura energía. Me encanta el bajo en este tema. Clapton y Lee cantan las estrofas a dúo y Clapton a solas el cambio (cómo me gusta en esta parte el bajo). El primer solo del tema lo hace Albert Lee, Mixo a cuestas, acabándolo con la Penta y la “cola” del piano (qué bueno es Albert Lee, joder) todo ello con su característico sonido Country saturado. El segundo solo está a cargo del piano de Chris Stainton. Muy “Bluesero” a base de quintas bemoles octavadas y con el swing que le pone el bueno de Chris a casi todo lo que le he oído. Si le pusiera un “pero” al tema, sería el arreglo para acabar: me parece un poco atropellado y sorpresivo (el arreglo, repito, no como lo tocan, que lo hacen estupendamente). Muy simpático. La letra siempre me ha gustado un montón.

Worried Life Blues

Firmado por Maceo Merriweather y un clásico en el reper de “Manolenta”. Al final del tema anterior (los últimos diez segundos) Clapton se acerca al micro y con su educado y muy musical acento británico presenta el tema. “One, Two, Three” solaco bluesero impresionante y empieza a cantar. En este tema hay piano y órgano, así que supongo que debe ser Albert Lee que cuelga su guitarra para ponerse (creo) al piano. Clapton empieza a estar calentito con la voz y nos regala una exquisita interpretación vocal muy acorde con la letra. Solo de Albert Lee al piano (bastante chulo) mientras por detrás, Dave Markee va tejiendo una telaraña sonora a base de líneas de bajo blues que arropa y hace mucho mejor el solo (24 compases). Después entra en escena el teclista titular con un solo al Hammond bastante arriesgado (para ser Chris Stainton, claro) aunque muy resolutivo. Clapton en su salsa (con un solo la mitad de corto que sus compinches), estrofa final y se acaba el tema. Muy bueno.

All Our Past Times

De la pluma de Clapton y el malogrado Rick Danko (bajista de The Band y gran amigo de Eric) sale esta preciosa canción . Clapton la canta con mucho sentimiento y eso te acaba llegando. La segunda estrofa tiene la voz solista de Albert Lee (celebrado tímidamente por la, por otro lado, siempre agradecida audiencia nipona) que cumple con bastante soltura el reto. Su acento super inglés choca con el de Clapton (recordemos que Slowhand canta siempre con acento Yanki), pero la verdad es que lo borda haciendo la segunda voz en los estribillos como, seguramente, aprendió cuando estuvo en la banda de Emmylou Harris. El solo de Clapton es para enmarcarlo (¿Cuál no, verdad?) derrochando feeling y técnica por doquier. El solo que luego hace Albert está muy a la altura aunque se nota de otra naturaleza, con una técnica impecable y una sonoridad bellísima. El único “pero”, es el mismo que en “If I Don´t Be There By Morning”, el final siempre me ha sonado un poco falto de chispa (vuelvo a repetir que me refiero al arreglo). Gran Tema.

Alter Midnight

J.J. Cale (tambien gran amigo de E.C.) firma el tema. WOW!!!! Temazo!!!! Mucha energía. A un ritmo trepidante, la banda le saca un jugo increíble a la sencilla progresión de acordes. Clapton se desgañita cantando y se nota cuanto le gusta la canción (incluso la pista de voz llega a saturar un poco). El tremendo solo con el Cry Baby te lleva a lo más alto del tema, doblando la sensación de velocidad que tiene. Toda la banda se vuelve loca de principio a fin y cargando cada compás de semicorcheas (en realidad es Eric quien le mete más caña) llegan al final. Impresionante.

DISCO 2

Double Trouble

De los mejores Blues de Clapton de toda la historia. Compuesto por el zurdo Otis Rush para su disco homónimo de 1958 y versionado aquí por Clapton con el respeto habitual en él por los viejos Bluesmen llegando incluso a mejorarlo. La armonía menor del tema sitúa a la banda en clara ventaja a la hora de transmitir feeling solamente manteniéndose en el groove y los acordes, dejando que E.C. se postule como líder absoluto durante los 8 minutos y pico que dura. La batería y el bajo se clavan en el tempo lento mientras el Hammond de Stainton (Leslie arriba, Leslie abajo) le va dando movimiento. La guitarra de Albert Lee de acompañamiento es ingeniosa y bella a la par que resolutiva, manteniendo un hipnotizante riff con las cuerdas graves.

Clapton está que se sale. La voz es impresionante. La sube, la baja, la fuerza, juega con el falsete…. parece talmente como si la hubiera escrito él en ese mismo momento. Lo de los solos es….es un buen argumento para todos aquellos que creemos que el inglés ha sido, es y será para siempre uno de los mejores guitarristas de Blues de la histora. El primero es “impepinablemente” bueno, lo cojas por donde lo cojas.

Derrocha técnica, soltura, riesgo, lenguaje propio del estilo y mucho, muchísimo feeling. El solo final es I-N-C-R-E-I-B-L-E. Todo lo que tiene el primero pero aumentado exponencialmente. A mitad del amplio abanico de notas “ a la Clapton”, Eric “manda callar” a la banda y se pone a juguetear con las notas agudas de “Blackie”, acercando su dedo pulgar al final de la púa para golpear suavemente las cuerdas muy cerca del mástil y sacando unos armónicos que hacen enloquecer al público del Budokan. Se le escapan un par de notas cuando la banda vuelve a subir la intensidad aunque, evidentemente a esas alturas de la película…¿a quien le importa? Sencillamente genial.

Setting Me Up

Compuesto por el gran amigo de Eric, Mark Knopfler para el primer disco de Dire Straits (¡¡¡que discazo!!!). La verdad es que a aquellos que la discografía del grupo británico de Knopfler nos es más que familiar, seguramente este track nos sorprendió un poco. Lo canta en su totalidad el bueno de Albert Lee mientras Clapton le hace los coros en el estribillo (incluso como segunda voz, E.C. le imprime un carácter único a todo lo que sale de su garganta). Los solos se los reparten a partes iguales. Los de Eric estan muy bien aunque los de Lee son muy pero que muy buenos. Se nota que el tipo está en su salsa con ese toque Bluegrass suyo. Destacaría el cierre del tema con la guitarra de Albert al estilo de Knopfler aunque “corregido y aumentado”. Buen tema.

Blues Power

Perteneciente al álbum de debut en solitario de Eric Clapton y firmado a medias por el susodicho y Leon Russell (gran pianista, compositor y amiguete de Clapton). La intro al piano de Chris Stantion y Clapton da paso a uno de los mejores temas del disco. Poco más de tres acordes tocados tipo Straight Blues y toda una declaración de principios:

“Bet you didn’t think I knew how to rock ‘n’ roll.
Oh, I got the boogie-woogie right down in my very soul.
There ain’t no need for me to be a wallflower,
‘Cause now I’m living on blues power.

I knew all the time but now I’m gonna let you know:
I’m gonna keep on rocking, no matter if it’s fast or slow.
Ain’t gonna stop until the twenty-fifth hour,
‘Cause now I’m living on blues power.”

Chris Stainton hace un solo muy bueno en la onda de Boggie Blues. El solo de Clapton en esta ocasión tambien derrocha todas y cada una de las virtudes que “Manolenta” atesora. Pasando a “Blackie” por el “Cry Baby” Clapton hace un solo memorable lleno de energía, musicalidad, sentido, sensibilidad y mala leche. Muy recomendable tambien la versión de este tema que se encuentra en el doble en vivo de Derek & The Dominos. De lo mejor del disco.

Rambling On My Mind

Uno de los favoritos de Clapton compuestos por su admiradísimo Robert Jonson. Muy tranquilo. La banda en su sitio y a Eric saliendole Blues por las orejas a más no poder. Empieza con un solo “muy cabaretero” a cargo de Chris Stainton al piano. Clapton canta muy relajado y pausado (me da que le queda un poco bajo el tono, aunque lo borda). Cuando llega el solo cambian el tono y eso le da un poco de “vidilla” a la canción. El solo es más “eléctrico” ( muy a lo Buddy Guy) y en medio del mismo, vuelve a cambiar de tono. La sorpresa llega al salir de ahí cuando, cambio de tono mediante, se ponen a tocar “Have You Ever Loved A Woman?”, otro de los preferidos por E.C. y compuesto por su también muy admirado Freddie King (Qué Bueno era Freddie!!!!) Cuando acaban las estrofas vuelven a cambiar de tono para el solo de Eric y la vuelta de “Rambling On My Mind”. Imprescindible.

Cocaine

Otro tema compuesto por J.J. Cale y que oímos por primera vez en el disco “Slowhand”.El tema empieza con el famoso riffy los japos haciendo palmas a negras. En esta ocasión, Chris Stainton se aleja de los instrumentos más acústicos y se pone a tocar el riff con un sinte de la época. El trabajo de Markee es muy destacable, enganchándose al bombo de Spinetti y aguantando el embiste de las hachas de Lee y Clapton con una parsimonia sólo dejada de lado para acometer el riff desde su tercera mayor, dándole una amplitud al sonido general muy agradecida. Me recuerda un poco a la manera de tocar de Jack Bruce, en este tema.

Albert Lee está soberbio tanto a la guitarra rítmica como solista (el largo solo es delicioso de la primera nota a la última), creando un montón de buenos licks al servicio del jefe y desde la Penta y la Mixo más bluesera. El solo de Clapton de nuevo con el Wha sube el nivel del disco (si es que no estaba ya suficientemente alto). Hacia la mitad del solo me da la sensación que se permite la licencia de hacer un guiño a su público usando la pentatónica con notas muy cortadas y repetidas para que tengan un rollo a música asiática que la verdad, entra muy bien con lo venía haciendo y le da un respiro para atacar con más fuerza hasta el final. Al final de cada estribillo (“She don´t lie, She don´t lie, She don´t lie…..Cocaine!) es la audiencia quien canta lo de “Cocaine” , lo cual agradecen los japos gritando y aplaudiendo. En el último estribillo tambien la banda calla para que se oiga al público y cuando éste se da cuenta de que han sido ellos los que han acabado el tema, se lo agradecen a los músicos con un aplauso casi interminable. Buenísimo.

Further On Up The Road

El tema que cierra el disco. Compuesto por Donald Robey y Joe Medwick. Casi parece una excusa para despedirse del público y presentar a la banda. El track empieza con la batería, presentación de Henry Spinetty, bajo, presentación de Dave Markee, piano, presentación de Chris Stainton, Guitarra, presentación de Albert Lee y poco después es
el mismo Lee quien presenta a Eric Clapton con la consecuente ovación del público nipon. El tema es un Shuffle Blues donde todos solean; primero Eric, le sigue Stainton, después Albert Lee y otro de “Manolenta”. Estrofa, solo de nuevo de Clapton y “pa casa”. Correcto.

Conclusión

Para los neófitos en Clapton o en el blues en general es una buena referencia para empezar a enamorarse de esta música. Para los demás es un disco increíble donde la calidad del sonido, la de la banda, los arreglos y las interpretaciones son de un nivel altísimo y un lugar donde mirarse para aprender muchísimo de cada nota que sale de este impresionante disco.

Un saludo :saludo:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s